Cucaracha Americana

cucaracha

Nombre vulgar: cucaracha roja o americana

Nombre científico: Periplaneta americana

Orden: Dictióptera

Familia: Blattidae

Tamaño en mm: 34-53 mm

RECONOCIMIENTO

Los adultos de la cucaracha americana presentan un tamaño entre 34 y 53 mm, y como el resto de cucarachas, tienen el cuerpo deprimido y aplanado. Son de color marrón ferruginoso uniforme, excepto el pronoto que presenta una banda submarginal de color marrón claro o amarillento. Las alas son rojizas y cubren totalmente el abdomen; en el caso de los machos llegan a sobrepasar el extremo del abdomen, mientras que en las hembras no.

Aunque esta cucaracha tiene una coloración marrón rojizo similar a la de Blatella germanica, es difícil confundirla con ella ya que la Periplaneta americana no tiene dos bandas oscuras sobre el pronoto (placa dorsal del primer segmento del tórax). Igualmente, la diferencia de tamaño entre los adultos de Periplaneta americana, que es la cucaracha más grande (hasta más de 5 cm) y los de Blatella germanica que es la cucaracha más pequeña (no sobrepasa 1.6 cm), facilita su identificación. Únicamente es posible confundir las ninfas de esta cucaracha con las ninfas de la cucaracha negra u oriental Blatta orientalis.

DETECCIÓN Y SEGUIMIENTO

Estas cucarachas se pueden encontrar en viviendas, pero es más frecuente encontrarlas en grandes edificios comerciales como restaurantes, panaderías, tiendas de ultramarinos, plantas de procesamiento de alimentos, hospitales, etc. En estos lugares se las puede encontrar principalmente en las áreas donde se preparan, manipulan o almacenan los alimentos y los sótanos. Durante el verano se pueden encontrar en el exterior viviendo en lugares sombríos y húmedos, como huecos en los árboles, pilas de madera, o en los patios interiores de las edificaciones. En las noches es posible verlas realizando migraciones por las calles de las ciudades de un lugar a otro. Son, conjuntamente con la cucaracha oriental Blatta orientalis, las cucarachas que se pueden encontrar más frecuentemente en la red del alcantarillado.

Se desplazan corriendo o volando. La vía de entrada a las edificaciones puede ser a través de los productos infestados que se introducen en el edificio, a través del sistema de alcantarillado por los desagües u otras conexiones con el alcantarillado, o por la migración desde lugares como: leñeros, vegetación, contenedores de basura y lugares con acumulación de detritus orgánicos, que se encuentren alrededor de la edificación.

Como el resto de cucarachas son de hábitos nocturnos, por ello, durante el día huyen de la luz y se esconden en las proximidades de tuberías, fregaderos, baños, etc., donde encuentran el microclima adecuado para la supervivencia.

Para la detección y seguimiento de esta cucaracha se pueden utilizar trampas adhesivas con atrayentes específicos como las feromonas de agregación o con atrayentes alimenticios más genéricos.

DAÑOS Y PROBLEMÁTICA SANITARIA

Como el resto de cucarachas que viven y se alimentan en lugares con suciedad, la Periplaneta americana puede contaminar nuestro entorno y alimentos con bacterias, especialmente la Salmonella, con quistes de protozoos, con virus y con hongos como Aspergilus.

CICLO BIOLÓGICO

La hembra forma una ooteca una semana después del apareamiento. Esta ooteca es transportada por la hembra por un periodo de tiempo que puede oscilar entre pocas horas hasta cuatro días. Posteriormente la ooteca es depositada en una superficie protegida cerca de una fuente de alimento y en ocasiones es cementada gracias a una secreción producida por la boca. La ooteca tiene un color marrón oscuro rojizo cuando es producida y después de uno o dos días se transforma en negro. Tiene un tamaño de unos 8 mm de longitud y 5 mm de ancho, con una extremidad ligeramente puntiaguda y en su interior se pueden encontrar entre 14 y 16 huevos.

Una hembra pone de media 10 ootecas a lo largo de su vida. Este número puede oscilar entre 6 y 30, a pesar de alguna hembra ha llegado a poner hasta 90 ootecas. El tiempo de incubación de la ooteca es de 50-55 días o más. De cada huevo saldrá una pequeña ninfa que pasará por 6-14 mudas antes de transformarse en adulto. El tiempo de desarrollo desde huevo a adulto está muy influenciado por la temperatura, oscilando entre 6 meses y más de 24 meses, a pesar del tiempo medio en el interior de las edificaciones es de unos 20 meses. El adulto vive entre 14 y 15 meses. Una hembra y su descendencia puede producir sobre 800 cucarachas en un año.

El hábitat óptimo para completar su ciclo biológico son lugares muy calientes (es activa a una temperatura entre 21 y 33ºC) con mucha humedad y con materia orgánica que les sirve como fuente de alimento.

CONTROL

El control de las cucarachas en general se basa en varios pasos:

Inspección: Para comprobar la especie de cucaracha implicada y determinar dónde están los individuos, y por tanto, a donde se deben realizar intervenciones o tratamientos. Esta inspección se podrá hacer visualmente y con trampas de seguimiento de feromonas o atrayentes alimentarios.

Intervención: Consiste en la aplicación de las medidas correctoras o en la utilización de los métodos de control mecánicos, físicos o químicos.

Seguimiento: Una vez se ha hecho la intervención, se deberá establecer un sistema de seguimiento similar al realizado en la inspección inicial que permita determinar la eficacia de las intervenciones realizadas y la localización de posibles nuevos focos de infestación.

En concreto para el control de Periplaneta americana, se debe poner especial atención en inspeccionar las partes bajas de las edificaciones, y principalmente los sótanos, tuberías, desagües, calderas, y otros lugares húmedos y calientes.

MEDIDAS CORRECTORAS Y / O PREVENTIVAS

Se deberá mantener en buen estado el sistema de desagües y tuberías, así como cualquier otra conexión con el sistema de alcantarillado para evitar el acceso de esta cucaracha en el interior de la edificación. Igualmente se mantendrá un buen saneamiento del edificio para evitar que las cucarachas puedan encontrar refugio y / o fuentes de alimento y agua.

MEDIDAS DE CONTROL ACTIVO

Hay que advertir que sólo el control químico no soluciona el problema de las cucarachas. Para que su uso sea eficaz, debe combinarse con el establecimiento de medidas preventivas y / o correctoras.

El control químico se basará en tratamientos perimetrales y / o de barrera con insecticidas formulados como microencapsulados o polvo humectables que eviten el acceso de las cucarachas en la edificación. En el interior también se puede utilizar cebos colocados en grietas cerca de las áreas de refugio.

OBSERVACIONES

Dado su relación con el alcantarillado, después de grandes lluvias o cuando son molestadas en sus refugios dentro del alcantarillado (obras, etc.) esta cucaracha puede subir a las edificaciones, generando fuertes infestaciones en los sótanos de las mismas.